El "gallito" Olivera prueba la butaca Escuela

Los años pasan, las generaciones de pilotos cambian y el automovilismo no es ajeno a ello. Cristian Olivera, dentro del deporte motor, creció en karting de Campo Santo, a tal punto que en el presente está en la cercanía de un campeonato. A la vez, se calza un Escuela 1.100 para correr en el zonal salteño.

El juvenil piloto jujeño Cristian Agustín "gallito" Olivera, es hijo de Cristian "gallo" Olivera, ex 1.4 del Zonal del NOA. Recientemente, adquirieron un Fiat 128 Escuela que supo conducir Nicolás Maurizzio por algunas carreras en la pasada temporada, sobre el cual Agustín se prueba por ahora, el cinturón.

Consultado con el padre: "la idea es que este año pruebe de a poco el auto y veremos si es que el próximo se puede subir a la Escuela. No queremos adelantar los tiempos. Para él es importante por que estaría haciendo la primera incursión en la categoría, a la vez, que estaría compitiendo en el karting como siempre, en el cual hoy casi tiene un campeonato en la Junior".

Para la temporada que viene, ya se ha definido que el 1.100 que viene con bandera jujeña tendrá la atención de la estructura "MV1" con base en la vecina provincia, y que comanda Gerardo lobos, con quien Olivera padre consiguió un triunfo en la única salida a pista sobre el fin de la temporada pasada.

En este deporte y en estos tiempos, se pone de manifiesto la renovación cada ves más corta entre las generaciones, lo que en el viejo automovilismo, demandaba años.

Hijo e´ "gallo"!!!

Comentarios