Con la generación resistente Fredy da batalla

Fredy da batalla junto a la generación de los 128

Tantas historias sobre los Fiat 128, se escribieron a lo largo de las competencias en el deporte motor.

Hoy, el modelo sigue en pie en muchas categorías regionales del país principalmente. Salta no escapa a ello, y en la vuelta del Zonal a pista, los 128 que son minoría sobre el parque del TP 1.400, dieron duras batallas en la busca del triunfo en los parciales o final.

En el automovilismo salteño, Alfredo Lestard desde el “Masciarelli Competición”, es un representante del modelo y con el negro de “La Rotonda” que lo auspicia, mostró su potencial en la serie. Luego, Eduardo Moreno y Pablo Sardi se encargaron de remachar la buena actuación del modelo encabezando la final, que resultó con triunfo de Moreno.

Fredy, hizo un balance del primer fin de semana en el zonal, donde mostró su satisfacción por el rendimiento del F128, al que le queda poco tiempo de vida en pista. A la vez, poco conforme con la suma de puntos, tras la deserción en la serie que dominaba al romperse un botador, y el 8vo puesto en la final:

“Sabíamos del potencial del Fiat por que había andado muy bien en la fecha del año pasado pero no se pudo redondear. En los entrenamientos del sábado se había mostrado muy bien el auto, así que trabajamos muy poquito y no hizo falta tocar mucho por que el auto estaba bastante bien. La clasificación estaba un poco mojado y por ahí creíamos que podíamos estar más cerca de la pole y al final se nos termina escapando, pero bueno quedamos bien ubicados con el segundo puesto. En la serie, habíamos hecho las cosas muy bien con buena largada, con dos vueltas muy rápidas con buena diferencia, y con la idea de ritmo rápido en la serie para largar adelante la final. Un problema con el botador que se traba, se rompe el platillo que nos deja fuera en la serie. Fue en el momento menos indicado”.

“En la final, el Fiat funcionó bien pero hubo una merma del motor por lo sucedido en la serie. Así y todo, escalamos muchas posiciones, estuvimos siempre en la pelea y bueno; la pelea nos llevó a los roces y no nos dejó redondear una mejor final que creo fue entretenida.

Los 128 frente a los Uno, y las diferencias sobre los trazados: “el circuito que corrimos (viborita) nos favorece mucho a los 128, lo que conversé con Pablo Sardi por ejemplo. La carrera que viene no va a ser así seguramente. Si vamos a la “cola del avión”, el Uno nos hace más diferencia en la zona. Este es un campeonato donde tenés dos modelos diferentes peleando. Un circuito va a favorecer a uno de los modelos, y el otro circuito va a favorecer al otro”.

Se viene la nueva generación en el equipo: “igualmente estamos construyendo en el equipo un Fiat Uno que esperamos hacer debutar en las próximas fechas y ahí dejaremos el 128. Por ahora, Fernando Masciarelli piensa que para la tercera fecha puede estar en pista”.

En el cierre del diálogo, Lestard expresó que la suma lograda, no era lo esperado: “en el balance general me dejó conforme el funcionamiento del auto, pero no conforme por los puntos. La verdad que venía a llevarme bastante puntos, y nos terminamos llevando muy pocos”, comentó.  

Lo cierto, es que los legendarios 128, resisten a la extinción en la categoría que puso 5 (cinco) Fiat 128 en la final, más 12 (doce) unidades Fiat Uno. Los de Alfredo Lestard, Pablo Sardi, Samuel Haroián, Niky Ale y Eduardo Moreno; sumando a Ramón García que no largó la final.

Comentarios